Namaz

Namaz es una palabra persa que significa “oración”

La palabra equivalente en árabe es salat y en urdu dúa (los tres términos se usan en Paquistán)

La oración es un deber que todo musulmán debe practicar cinco veces al día

Fue Mahoma quien instituyó este ritual diario. Las cinco horas de oración marcaban el ritmo del trabajo y el descanso cotidiano en una sociedad agrícola:

el primer llamado indicaba la hora para levantarse (al salir el sol)

el segundo llamado la hora de la pausa diurna (al mediodia)

el tercer llamado la hora de retomar el trabajo (a la tardecita)

el cuarto llamado la hora de terminar el trabajo (al ponerse el sol)

el quinto llamado la hora de dormir (de noche)

De esta forma el llamado a la oración funcionaba como nuestro reloj actual (asi también funcionaban las campanas cristianas que indicaban las horas de misa)

Por supuesto que hoy ese ritmo agrícola es inexistente en las grandes ciudades del mundo islámico, pero los horarios no han variado

Las cinco horas de oración tienen cada una su nombre en árabe – el mismo que es usado con leves variantes en todos los países musulmanes como Paquistán:

fájr, záhar, ásr, magreb, isha

¿Cómo se determinaban estas horas exactas de oración antes de la invención del reloj actual en la Edad Media europea? Mediante unas simples reglas:

fájr:  el momento en el que comienza a clarear (ej. 05:45 hs)

záhar:  el momento del día en que la sombra de una persona es más corta (ej. 12:30 hs el sol en su zenith)

ásr: el momento del día en que la sombra de una persona alcanza la estatura de esa persona (ej. 15:30 hs)

magreb:  el momento exacto en que el sol se pone tras el horizonte (ej. 20:00 hs)

isha: el momento en que se apagan los últimos vestigios de luz y la oscuridad es total (ej. 22:00 hs)

Obviamente estos horarios variaban cada día según la evolución de las estaciones

Hoy en día estos horarios se calculan astronómicamente y se publican en los medios o se cargan en el celular.  Pero claro, si uno vive en Paquistán no será necesario consultarlos, ya que prácticamente por todas partes se oirá el llamado a la oración

No es obligación orar en el momento en que suena el llamado a la oración (puede hacérselo en cualquier momento antes del próximo llamado)

Tampoco es obligación orar en la mezquita (puede hacérselo en cualquier lugar)

En Paquistán, es común ver a varones interrumpir su actividad, para realizar las oraciones en su lugar de trabajo

Puede ser en la vereda junto a su puesto, o al lado de su escritorio. No es raro pasar por la calle junto a alguien enfrascado en sus oraciones, o estar en un local comercial y ver a empleados haciéndolo en un rincón

Cuando se está cerca de un musulmán orando, debe cuidarse de no pasar por delante de él. La dirección en que está orando es la de La Meca. Si un musulmán no conoce cual es esa dirección, se la preguntará a cualquier vecino del lugar, se fijará en la mezquita más cercana (construída con esa orientación) o consultará su celular

En Paquistán, accesorios generalmente indispensables para la oración son una pequeña estera y un gorro (o cualquier cobertura para la cabeza)

Las fábricas, escuelas, oficinas etc. suelen tener una buena provisión de ambas cosas para sus empleados. Debe uno descalzarse y orar sobre la estera con el gorro puesto (ver foto abajo)

(en Paquistán la estera es opcional, el descalzarse o cubrirse la cabeza no)

Cualquier empleado varón paquistaní tiene en teoría derecho a interrumpir sus labores para dedicarse a la oración. Toda fábrica, escuela, tienda, cuenta generalmente con una salita o espacio separado para orar

Suele ocurrir que en las dependencias estatales hay más libertad para realizar esas pausas largas (pausas prolongadas que creo haber visto en las oficinas estatales de países no necesariamente islámicos 🙂 ) En las empresas privadas en cambio las pausas serán mas breves..

En teoría también, todo empleado podría abandonar su lugar de trabajo y encaminarse a orar a la mezquita más cercana..

Para los varones musulmanes de Paquistán es posible entrar en cualquier mezquita (abiertas las 24 hs) a cualquier hora del día para realizar las oraciones correspondientes. Muchos empleados de oficina tienen la costumbre de hacerlo diariamente al menos una vez (generalmente en la pausa del almuerzo, o al regresar a casa, en la mezquita del barrio) En la mezquita no sólo se puede orar. Luego de sacarse los zapatos en la entrada (una obligación) uno puede sentarse o recostarse sobre las mullidas alfombras. En su fresco interior (en los patios que suelen precederlas o en el mismo recinto alfombrado) se puede charlar con amigos, enterarse de novedades, echarse incluso una siestita..

(¿la mezquita como centro comunitario barrial?)

Casi todo lo anteriormente dicho corre sólo para los varones de Paquistán

La mujer no suele nunca efectuar la oración en público (probablemente puesto que su lugar tradicional nunca haya sido la calle o la oficina, sino la casa. Esto la modernidad ha transformado en gran medida)

Si bien hay mezquitas que tienen sectores separados para las mujeres, no son las más. Suele ocurrir que el visitante a una casa tradicional será informado que la dueña del hogar está orando en su cuarto. Éste es el lugar usual de oración para una mujer paquistaní…

Realizar las oraciones según lo estipulado es un proceso que suele insumir como mínimo 10 a 15 minutos cada vez

La pregunta del millón es:

¿cumplen todos los paquistaníes con la cinco oraciones diarias?

La respuesta (algo obvia para cualquiera que conozca un poco la naturaleza humana) es que entre los 180 millones de habitantes no todos cumplen con las cinco oraciones prescriptas (nadie hay por supuesto controlando lo que ocurre en el interior de los hogares)…

Pero el musulmán cuenta con cierta flexibilidad dentro de sus reglas. El cumplirlas más estrictamente se considera simplemente más bendecido que el no cumplirlas, o el no cumplirlas en todos sus detalles

Éste reseñador ha podido observar que el cumplimiento de las oraciones es comparativamente alto. No es raro en el recreo de una universidad que algunos alumnos marchen a la mezquita a orar..

En ésta entrada se habla sobre la oración individual. Sobre la oración comunitaria hablaré en otra entrada, así como del contenido de las oraciones y su forma

Anuncios

5 comentarios sobre “Namaz

Agrega el tuyo

  1. Hola! que maravilla tu blog… yo me voy próximamente para allá, y me gusta mucho poder ver a que o donde me voy 🙂 … tienes algún fb o email donde poder ubicarte? Saludos.

  2. Una pregunta… Para referirse a las oraciones, ¿se utiliza el término Namaz en todo el mundo árabe?

  3. Los arabes usan el ternino salat, son los turcos , iranies, afganos , pakistanies e indios quienes usan el termino namaz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: