Muharram

 

Muharram es el tercer festival importante de Paquistán (luego del Id Grande y el Id Pequeño)

Se trata de un festival de la secta minoritaria chiita (15 % de la población ) una de las dos principales en las que se divide el Islam

A pesar que en Paquistán la mayoría es sunnita (85 % de la población) éste festival se observa parcialmente en todo el país

Dura 10 dias. Rememora el martirio de Hussein, nieto de Mahoma

Este trágico episodio ayudó a cristalizar el cisma entre las dos sectas del Islam: la chiita y la sunnita

Los chiitas (“separatistas”) sostenían que, a la muerte del Mahoma, el liderazgo del mundo Islámico debía recaer sobre sus descendientes físicos (como Hussain, hijo de Fátima la hija del Profeta) Pero los sunnitas (“ortodoxos”) sostenían que dicho mando les había sido confiado a ellos por Mahoma mismo…

Tanto Hussain como su hermano Hassan y su mismísimo padre Alí (primo – además de yerno – de Mahoma) fueron muertos por los sunnitas

Desde dichos episodios sangrientos ambas sectas viven enfrentadas

En el festival de Muharram, en particular, los chiitas rememoran la masacre perpetrada contra Hussein y su familia – en la batalla de Karbalá (arriba se ven dos imágenes luego de la batalla, enmarcadas en sangre)

Tanto chiítas como sunnitas condenan hoy dicho episodio – donde el nieto de Mahoma quedó atrapado por fuerzas numéricamente superiores (a las que decidió no obstante enfrentar, antes que deponer lo que él consideraba ser justicia) Durante el posterior asedio y martirio Hussain se dice demostró grandes cualidades de paciencia y magnanimidad

(un dicho chiíta exhorta: “Vive como Alí – muere como Hussain”)

Los sunnitas pronto reconocieron su error al matar al nieto del Profeta:  hoy tanto chiítas como sunnitas consideran dicha trágica muerte como símbolo de un sacrificio universal por la causa de la verdad (varios también han señalado los paralelos con la actitud cristiana hacia el sacrificio de Jesús)

A pesar del luto, el ambiente en Muharram no deja de ser del todo de fiesta. Durante los diez días de Muharram los chiitas celebran lo que equivaldría a sus Fiestas anuales

Las mujeres cuentan con una libertad que no disfrutan necesariamente el resto del año (particularmente entre la masa empobrecida) Asisten diariamente a animados encuentros vespertinos en los que se rememora el martirio de Hussein. Dichos encuentros se realizan en salones especialmente designados llamados imambarga, que la comunidad chiíta mantiene en cada punto del mundo islámico

Cada noche – con creciente vehemencia que los hace sudar y ocasionalmente perder el tocado (ver fotos pequeñas abajo) los imanes  reviven para su audiencia la tragedia de Hussein con lujo de detalles (la angustia de las mujeres ante la ausencia de noticias del héroe que ha partido al campo de batalla, el llanto de los niños, sus fútiles preguntas por el padre) en un tour de force dramático digno del mejor talento histriónico. Con total abandono narrador y audiencia se entregan a la pasión de la historia..

Ante las desgarradoras imágenes evocadas, la audiencia comienza a golpearse el pecho y la cabeza, interrumpiendo con exclamaciones apreciativas de ¡wah, wah!  (las mismas que se usan en los recitales musicales o poéticos) y proclamas en  árabe: iá Hussein, iá Ali! que van aumentando en intensidad junto con la oratoria del narrador hasta el climax para cuando el recinto naufraga en lágrimas (ver fotos abajo)

El extranjero puede presenciar 5 o 6 de estos cónclaves diarios por TV. Tiene la rara oportunidad de ver a los comerciantes, taxistas o empleados con los que trata cotidianamente – llorando a moco tendido!

En Occidente ocasionalmente un psicólogo cree necesario recordar a los varones que no está mal llorar en público, que  el refrán “los nenes no lloran” es una aberración cultural. Tal recordatorio parece innecesario en Paquistán. Uno se pregunta que opinarán los chicos que, sentados entre la audiencia, ven a los adultos de su familia sacudirse en llanto como un niño mirando Bambi

(definitivamente una actitud menos conflictuada hacia las emociones)

Si bien es un festival primariamente chiita, en todos los países islámicos como Paquistán durante esa semana se observa luto y hay al menos dos días de feriado nacional (durante esa semana no se considera apropiado hacer fiestas ni pasar música fuerte)

Arriba de todo, el caballo vació de Hussain regresa al campamento – donde mujeres y niños aguardan al jinete en vano. Las mujeres lloran la muerte de Hussein junto al corcel, antes de ser llevadas en cautiverio..

Ver album de fotos de festejos de Muharram en Paquistán

VIDEO 1

Un imam de Paquistán gesticula y llora al acercarse con admirable talento dramático al clímax de su narración de la muerte de Hussein, entre los llantos y lamentaciones de su audiencia (que se observa al final del video a partir de 16:20)

VIDEO 2

Otro tour de force histriónico!

Abajo, mujeres lloran durante la celebración (cliquear sobre las fotos para ver más imágenes de Muharram)

Entrada relacionada: Ashura

4d1daf7c-a36e-4871-9406-cd736b5d0e60HiRes

201112614295662734_8

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: