Archive for the 'Paquistán – religión' Category

Namaz

Namaz es una palabra persa que significa “oración”

La palabra equivalente en árabe es salat y en urdu dúa (los tres términos se usan en Paquistán)

La oración es un deber que todo musulmán debe practicar cinco veces al día

Fue Mahoma quien instituyó este ritual diario. Las cinco horas de oración marcaban el ritmo del trabajo y el descanso cotidiano en una sociedad agrícola:

el primer llamado indicaba la hora para levantarse (al salir el sol)

el segundo llamado la hora de la pausa diurna (al mediodia)

el tercer llamado la hora de retomar el trabajo (a la tardecita)

el cuarto llamado la hora de terminar el trabajo (al ponerse el sol)

el quinto llamado la hora de dormir (de noche)

De esta forma el llamado a la oración funcionaba como nuestro reloj actual (asi también funcionaban las campanas cristianas que indicaban las horas de misa)

Por supuesto que hoy ese ritmo agrícola es inexistente en las grandes ciudades del mundo islámico, pero los horarios no han variado

Las cinco horas de oración tienen cada una su nombre en árabe – el mismo que es usado con leves variantes en todos los países musulmanes como Paquistán:

fájr, záhar, ásr, magreb, isha

¿Cómo se determinaban estas horas exactas de oración antes de la invención del reloj actual en la Edad Media europea? Mediante unas simples reglas:

fájr:  el momento en el que comienza a clarear (ej. 05:45 hs)

záhar:  el momento del día en que la sombra de una persona es más corta (ej. 12:30 hs el sol en su zenith)

ásr: el momento del día en que la sombra de una persona alcanza la estatura de esa persona (ej. 15:30 hs)

magreb:  el momento exacto en que el sol se pone tras el horizonte (ej. 20:00 hs)

isha: el momento en que se apagan los últimos vestigios de luz y la oscuridad es total (ej. 22:00 hs)

Obviamente estos horarios variaban cada día según la evolución de las estaciones

Hoy en día estos horarios se calculan astronómicamente y se publican en los medios o se cargan en el celular.  Pero claro, si uno vive en Paquistán no será necesario consultarlos, ya que prácticamente por todas partes se oirá el llamado a la oración

No es obligación orar en el momento en que suena el llamado a la oración (puede hacérselo en cualquier momento antes del próximo llamado)

Tampoco es obligación orar en la mezquita (puede hacérselo en cualquier lugar)

En Paquistán, es común ver a varones interrumpir su actividad, para realizar las oraciones en su lugar de trabajo

Puede ser en la vereda junto a su puesto, o al lado de su escritorio. No es raro pasar por la calle junto a alguien enfrascado en sus oraciones, o estar en un local comercial y ver a empleados haciéndolo en un rincón

Cuando se está cerca de un musulmán orando, debe cuidarse de no pasar por delante de él. La dirección en que está orando es la de La Meca. Si un musulmán no conoce cual es esa dirección, se la preguntará a cualquier vecino del lugar, se fijará en la mezquita más cercana (construída con esa orientación) o consultará su celular

En Paquistán, accesorios generalmente indispensables para la oración son una pequeña estera y un gorro (o cualquier cobertura para la cabeza)

Las fábricas, escuelas, oficinas etc. suelen tener una buena provisión de ambas cosas para sus empleados. Debe uno descalzarse y orar sobre la estera con el gorro puesto (ver foto abajo)

(en Paquistán la estera es opcional, el descalzarse o cubrirse la cabeza no)

Cualquier empleado varón paquistaní tiene en teoría derecho a interrumpir sus labores para dedicarse a la oración. Toda fábrica, escuela, tienda, cuenta generalmente con una salita o espacio separado para orar

Suele ocurrir que en las dependencias estatales hay más libertad para realizar esas pausas largas (pausas prolongadas que creo haber visto en las oficinas estatales de países no necesariamente islámicos :) ) En las empresas privadas en cambio las pausas serán mas breves..

En teoría también, todo empleado podría abandonar su lugar de trabajo y encaminarse a orar a la mezquita más cercana..

Para los varones musulmanes de Paquistán es posible entrar en cualquier mezquita (abiertas las 24 hs) a cualquier hora del día para realizar las oraciones correspondientes. Muchos empleados de oficina tienen la costumbre de hacerlo diariamente al menos una vez (generalmente en la pausa del almuerzo, o al regresar a casa, en la mezquita del barrio) En la mezquita no sólo se puede orar. Luego de sacarse los zapatos en la entrada (una obligación) uno puede sentarse o recostarse sobre las mullidas alfombras. En su fresco interior (en los patios que suelen precederlas o en el mismo recinto alfombrado) se puede charlar con amigos, enterarse de novedades, echarse incluso una siestita..

(¿la mezquita como centro comunitario barrial?)

Casi todo lo anteriormente dicho corre sólo para los varones de Paquistán

La mujer no suele nunca efectuar la oración en público (probablemente puesto que su lugar tradicional nunca haya sido la calle o la oficina, sino la casa. Esto la modernidad ha transformado en gran medida)

Si bien hay mezquitas que tienen sectores separados para las mujeres, no son las más. Suele ocurrir que el visitante a una casa tradicional será informado que la dueña del hogar está orando en su cuarto. Éste es el lugar usual de oración para una mujer paquistaní…

Realizar las oraciones según lo estipulado es un proceso que suele insumir como mínimo 10 a 15 minutos cada vez

La pregunta del millón es:

¿cumplen todos los paquistaníes con la cinco oraciones diarias?

La respuesta (algo obvia para cualquiera que conozca un poco la naturaleza humana) es que entre los 180 millones de habitantes no todos cumplen con las cinco oraciones prescriptas (nadie hay por supuesto controlando lo que ocurre en el interior de los hogares)…

Pero el musulmán cuenta con cierta flexibilidad dentro de sus reglas. El cumplirlas más estrictamente se considera simplemente más bendecido que el no cumplirlas, o el no cumplirlas en todos sus detalles

Éste reseñador ha podido observar que el cumplimiento de las oraciones es comparativamente alto. No es raro en el recreo de una universidad que algunos alumnos marchen a la mezquita a orar..

En ésta entrada se habla sobre la oración individual. Sobre la oración comunitaria hablaré en otra entrada, así como del contenido de las oraciones y su forma

Nombres de Paquistán 2

Pakistan-Squad-For-T20-World-Cup-2012-players-list-asportsnews

Origen de los nombres

Paquistán fué hasta hace seis décadas la India. No se verá aquí sin embargo casi ni un sólo nombre originado en ese país (Krishna, Rhada, Abhisyanta, Chandrachur, Khevita) Los nombres hindúes surgen generalmente de los textos de la religión hinduista

… y Paquistán es un país musulmán

Esto se refleja claramente en sus nombres, tomados mayormente del árabe. Son los mismos que se usan en el resto de los países islámicos..

“Nombrar a un niño con un nombre hermoso y honorable es muy importante. El Profeta (Mahoma) siempre escogía nombres de significados buenos y bellos,  llegando a decirle incluso a la gente que cambie sus nombres si tenían un significado desagradable” dice un sitio religioso islámico actual. Un antiguo hadiz (dicho de Mahoma) dice “en el día de la resurrección, seréis llamados por vuestros nombres y por el nombre de vuestros padres, así que escogéos buenos nombres” 

El origen de muchos de los nombres de Paquistán hay que buscarlo entonces en el Corán

Los musulmanes tenían una antigua costumbre, según la cual se abría el Corán y seleccionaba al azar un sustantivo o adjetivo cualquiera de su texto para usarlo como nombre de pila del recién nacido

(Nota: en ésta entrada hacemos referencia sólo a los nombres de pila. Para el “apellido” ver Nombres de Paquistán 1)

Así existen cientos de sustantivos comunes en árabe como Sadiq (“amigo”) Faisal (“juez”) Osama (“león”) Shams (“sol”) Yáfar (“arroyo”) Rehan (“planta aromática”)

Otros son términos más teológicos como Rifaqat (“comunión”) Shafaqat(“compasión”) Záfar (“triunfo”) Éhsan (“excelencia”) Dánish (“sabiduría”) Imrán (“prosperidad”) Irfán (“conocimiento”) Imán (“fe”)

Por otra parte, también se elegían adrede adjetivos que reflejaran lo que los padres esperaban del carácter de su vástago: Amin (“fiel”) Halim (“bueno”) Faruq (“entendido”) Aslam (“saludable”) Masud (“afortunado”) Mohsin (“dadivoso”) Ahmad (“encomiable”) Afzal (“superior”) Mansur (“victorioso”) Amjad (“glorioso”) Shahid (“testigo”)

(término éste último que, como su equivalente original en el griego, significa también “mártir”…)

Entre éstos términos del Corán, están por supuesto los noventa y nueve nombres de Alá:

Rashid (“guía”) Mayid (“glorioso”) Shakir (“recompensador”) Hafiz (“protector”) Hakim (“sabio”) Aziz (“omnipotente”) Alim (“omnisciente”)…

Anteponiéndoles la palabra “siervo” (abd) se formaba un nombre como Abd-ul-Alim (“siervo del omnisciente”)

Con el tiempo, éste fue el origen del popular nombre Abdul (Abd-ul) escrito también Abdil, Abdel

Adosándolo a los nombres de Dios, brinda decenas de nombres favoritos como Abdul Hámid (“siervo del elogiado”) Abdul Ráshid (“siervo del guía”) Abdul Málik (“siervo del rey”) Abdul Rehmán (“siervo del compasivo”) Abdul Allah (Abdallah o “siervo de Alá”)

De hecho, otro antiguo hadiz afirma que el Profeta dijo: “los nombres más caros a Alá son AbdallahAbdul Rehmán” (Abdala y Abderramán como se transcribieron en la España medieval)

Muchos de los adjetivos mencionados pueden transformarse fácilmente en nombres femeninos habituales para niñas. Sólo hay que añadirles la letra “a” (como en español): Aziza (“poderosa”) Amira (“honorable”) Adila (“sierva”) Shakira (“recompensadora”) Mansura (“victoriosa”)…

El fenómeno de los nombres religiosos no es propio del Islám. En la España católica ocurría otro tanto. Fijarse sino en nombres como “Trinidad”, “Encarnación”, “Concepción”, “Asunción”, “Milagros” o los relacionados a los padecimientos de Cristo como “Angustias”, “Dolores”, “Consuelo” etc. Ídem los nombres de los apóstoles “Pedro”, “Pablo”, “Juan”, “Santiago”…

En el Islám también hay nombres bíblicos. Son los mencionados en las historias del Corán, tales como Ibrahim (Abrahám) Harún (Aarón) Ayub (Job) Zakariya (Zacarías) Yéhia (Juan el Bautista!) que mencioné en otra entrada

Otra fuente de nombres son los personajes de la milenaria historia del Islam: Fátima, Ali, Aisha, Hassan y Hussein, Omar (hija, yerno, esposa, nietos, sucesor de Mahoma) etc.

Entre éstos ocupa el primer lugar Mohammed o Muhammad (Mahoma) que es por otra parte el nombre más común para un niño cuando se le ponen dos nombres (va en primer lugar y no se utiliza para llamarlo, tanto por reverencia al Profeta como porque es demasiado común y no serviría para individualizar) La abreviatura “M.” delante de un nombre generalmente indica Mohammed:

Hay series de nombres religiosos conformados por palabras compuestas. Por ejemplo la palabra árabe din (“religión”, “fé”) por la que se entiende claro el Islám

El más conocido por nosotros es Aladin (Ala-ud-din“Nobleza de la fe”)!

(el nombre no es muy usado hoy en Paquistán  – ¿quizás gracias al cuento, popular aquí también, ya que nadie querría ser identificado con un personaje de Walt Disney?) Otros ejemplos de nombres que usan la palabra din son:

Yalaludin (Yalal-ud-din “Gloria de la fé”)

Saladin (Salah-ud-din “Rectitud de la fe”)

Moinudin (Moin-ud-din “Auxiliar de la fe”)

Nazimudín (Nazim-ud-din “Intendente de la fe”)

Nazirudín (Nazir-ud-din “Ejemplar de la fe”)

Una serie diferente contiene la palabra árabe haq (“verdad”) uno de los noventa y nueve nombres de Dios:

Abrar-ul-Haq (“Fidelidad de la verdad”)

Zia-ul-Haq (“Esplendor de la verdad”)

Nur-ul-Haq (“Luz de la verdad”)

Abd-ul-Haq (Abdul Haq “Siervo de la verdad”)

Como se ve, ésta ultima serie de nombres compuestos suele escribirse separando las palabras con guiones (Zia-ul-Haq) La anterior en cambio tiende a serlo como una sola palabra (Nazimudín) pero es posible encontrar ambas formas

Otros favoritos en Paquistán son los nombres de héroes de la mitología o historia de la vecina Persia (Irán) cuya refinada cultura tanto influyera en la local. Ejemplos: Jamshed (mítico rey de la antigüedad) Parveiz, Parveen, Noureen, Shireen y Fárhad (protagonistas de una antigua leyenda de amor) Rukhsana (Roxana, esposa de Alejandro el Magno) Dara (el rey Darío)

Incluyen una hermosa serie que contiene la palabra persa gul (“rosa”) como Gulbahar (“rosa primaveral”) Gulbadan (“pimpollo de rosa”) Gulruj (“cara de rosa”) Gulzar y Gulshan (“jardín de rosas”) nombres estos últimos que se usan tanto para varon como para mujer

Otra serie (que se escribe generalmente como una sola palabra) emplea el término persa zeb (“hermosura, ornamento”)

Aurangzeb (Aurang-zeb “Ornamento de la corona”)

Yahanzeb (Jahan-zeb “Ornamento del mundo”)

Shazeb (Sha-zeb “Ornamento del rey”)

Zebunisa (Zeb-un-nissa “Ornamento de las mujeres”)

Algunos nombres pueden ser usados por ambos sexos: Tasnim (“fuente del paraíso”) Mumtaz (“distinguido/a”)

No debemos olvidar como fuente de nombres a los personajes de la historia local de Paquistán, sumamente populares. Por ejemplo, los emperadores y emperatrices musulmanes del Imperio Mogol que gobernaron su actual territorio: Bábar, Ákbar, Yajanguir, Mumtaz, Nur Yaján.. (primer, tercer, cuarto Gran Mogol, sus esposas)

Como ocurre en Argentina, los nombres de personajes famosos de la política, el deporte o el espectáculo también se imponen como moda. Así hubo quien oportunamente nombró a sus hijos por Yasser Arafat, por Mohammed Alí, por Muammar* Kadaffi (o en el pasado por NasserSadat, Kemal Ataturk, etc)

(*variante de Mohammed) 

Hay series de nombres que están encadenados sonoramente, como Árif (“discípulo”) Átif (“compasivo”) Ánif (“combate) Ásif (“perdón”) etc. No es inusual que una familia bautice con estos nombres relacionados a varios de sus hijos (por ejemplo todos comenzando con “A”)

En ésta página y en ésta página puede buscarse el significado de muchos más nombres de Paquistán..

Como se aclara más arriba, no hay que sorprenderse si el mismo nombre se encuentra escrito de diversas formas: Nassirudin, Nazeeruddin, Nazeer-ud-din, o Abrar-ul-Haq, Ibrar-el-Haqq, Ebrar-el-Haque, etc (algo que corre para el resto de los nombres, según se habrá visto en esta entrada)

No olvidemos que estamos dando transcripciones a nuestro alfabeto de sonidos volcados originalmente al alfabeto árabe (o el urdu que usa los mismos caracteres) En esos caracteres los nombres por supuesto se escriben siempre igual!

Es al intentar al transcribirlos a nuestro alfabeto que surgen las diferencias, según como le suene el nombre al oído del transcriptor (Abrar, Ebrar, Ibrar, etc) o a las variantes que permite la ortografía inglesa (Nazir, Nazeer, Naseer, etc)

Como ocurre con los nombres en castellano, nadie vive consciente del significado literal de un nombre (en Argentina por ejemplo ningun fan que oía a Trinidad López pensaba en el Padre, el Hijo o el Espíritu Santo – pensaba más bien en Cuba o el Caribe – o en España nadie cree realmente que el primer ministro Zapatero arregle mocasines :)

Pero, como se escribió arriba, los musulmanes de Paquistán siguen escogiendo los nombres muchas veces por sus significados “bellos y buenos”. Incluso hasta hace pocas décadas, no era inusual (especialmente en las áreas rurales) el escoger un nombre que hacía referencia a alguna característica – no siempre positiva – del bebé. Así había nombres como Nabina (“ciega”) o Kalu (“moreno”) Estos nombres generalmente son originarios de los idiomas autóctonos (como el urdu)

El que un padre paquistaní escoja para su primogénito (en el presente contexto de creciente occidentalización) uno de los grandielocuentes nombres que le brinda su religión tales como Fateh-ud-Din “Victoria de la Fe” (a saber, “Victoria del Islam”) ¿no podrá llegar a representar, al menos en algunas ocasiones, cierta desafiante proclama…?

Sobre el peso de los nombres heredados de clan, casta o títulos (algo así como los “apellidos” de Paquistán) se trata en Nombres de Paquistán 1

Los nombres de esta entrada tienen también sobrenombres, contracciones y diminutivos afectivos que Dios mediante serán tratados en una entrada aparte

Resumiendo, la variedad de nombres propios en Paquistán proviene de tres lenguas al menos: el urdu, el árabe, el persa. Es decir de India, Arabia y Persia (Irán) – siempre reflejando la influencia mayoritaria del Islám…

Abajo, el verdadero nombre de Aladino (Alla-ud-din o “Nobleza de la fe”) en un local de biryani (escrito aquí briyani) y una lista de músicos famosos

Excepción: la colectividad cristiana (una de las minorías religiosas) escoge al bautizar a sus hijos muchas veces homenajear a los misioneros británicos que los ayudaron: Wilson, John, George, nombres occidentales que los vuelven conspicuos entre la mayoría islámica. Por lo demás, los cristianos usan los nombres populares entre la mayoría musulmana (salvo los demasiado islámicos, como Muhammad) en particular los de los personajes bíblicos como Salmán, Samson, Yusef, Yakub (Salomón, Sansón, José, Jacobo o Santiago)

Entradas relacionadas:

Nombres de Paquistán 1

Nombres familiares

Cómo identificar a un religioso

picture1-fund1

Luego de un tiempo, el visitante a Paquistán podrá identificar con relativa facilidad a un fundamentalista religioso

Se trata de una minoría comparativa que exhibe públicamente su religiosidad. Sus señas de identidad en los varones consisten invariablemente de tres elementos:

* barba larga

* tocado de oración

* vestimenta tradicional

Los dos últimos elementos preferiblemente de color blanco (véanse las fotos)

Nótese que uno sólo de los tres elementos (sin la compañía de los otros dos) no necesariamente denota al fundamentalista:

Un gorro de oración, sin barba larga, no señala a un fundamentalista

Menos aún el uso de la ropa tradicional (el shalwar camisse) que es el uniforme de gran parte de la población.

La barba larga (nótese que ha de ser larga) es quizás el elemento más definitorio.Una barba larga indica casi invariablemente a un religioso. Pero si no está acompañada del tocado de oración, y la ropa típica, puede no ser así (muchos militares por ejemplo usan barba larga, según una tradición de la religión guerrera sij)

Por “tocado de oración” me refiero tanto al gorro de oración mencionado en otra entrada, como a un turbante. Si el turbante llega a ser verde,  la identificación es completa (ver última foto)

Una característica curiosa es que estos religiosos visten sus amplios pantalones típicos (shalwar) recogidos a varios centímetros del tobillo (ver fotos) En atención al enorme respeto que profesan por la higiene ritual, buscan evitar de esta forma que sus bordes se contaminen con la suciedad de la calle

Por otra parte, en época de Mahoma los ricos solían arrastrar largas colas en sus vestidos alardeando de su status, cosa que el Profeta se propuso combatir prescribiendo la modestia: “Es haram (prohibido) para el varón musulmán usar vestidos que cuelguen por debajo de los tobillos; el límite del vestido serán los tobillos” rezan algunos de los dichos (hadices) del Profeta que siguen los fundamentalistas

El origen de todas estas prácticas ha de rastrearse de hecho a estas tradiciones orales del Profeta (hadices) quien recomienda austeridad en todo:  “Viste modestamente”. “El oro y la seda han sido permitidos para las mujeres de mi ummah (comunidad) y prohibidos para los varones” . El color verde se cree era el usado por el manto de Profeta, e identifica particularmente a la religión (cf. la bandera de Paquistán)

Por supuesto uno encontrará a estas personas más nutridamente en las inmediaciones de mezquitas y sus escuelas religiosas adosadas (madrasas)

Hoy en día se hallan divididos internamente, con la mayoría de los integrantes de este grupo no habíendose resuelto aún de uno u otro bando. De un lado están los extremistas (como los que aprueban de los ataques suicidas) y de otro los que la prensa denomina “moderados” (término que sin duda nadie que profese fervor religioso querrá reinvidicar para sí) que se oponen a los anteriores. La reciente evolución de los acontecimientos en Paquistán están forzándolos a tomar una decisión

Sólo el futuro dirá cuál actitud prevalece..

Por lo pronto, el visitante varón puede acercarse en cualquier momento a ellos (para pedir ayuda si está perdido por ejemplo) Nada recibirá sino la más atenta de las hospitalidades – impulsada por un punto de honor que impone el deber de la hospitalidad a los seguidores del Profeta – pero tocada tal vez también por una sombra de inquietud – ¿será correcto interactuar con un infiel? (o preguntas similares que se encuadran dentro del dilema mencionado anteriormente) Habrá quienes respodan rotundamente que sí (al menos en “ésta” ocasión particular) Mientras otros tendrán reservas, dudas..

Abajo, un grupo de estudiantes religiosos realiza tareas de visitación casa por casa. Muchas veces recolectan fondos para mezquitas o escuelas (madrasas) En otras oportunidades indoctrinan sobre religión

Entradas relacionadas:

Deoband (seminario fundamentalista muy influyente)

Raiwind (concentración anual de organización fundamentalista)

Copy of P5080269

religioso 2

religioso 3

religioso 10

religioso 1

p8230516

Accesorios para mezquita

copy-of-pc260006

pc260005

p3311006

p3311002

¿Necesita un remate para minarete? ¿Debe terminar su mezquita pero no sabe como? Podría rezar el aviso de una de estos negocios que si hubieran estado en Argentina seguro se llamaban  Todo para la mezquita :)

Se encuentran por todas partes en Paquistán, donde la abundancia de mezquitas sólo se equipara a su relativa humildad (comparadas con las de países islámicos más ricos)

No obstante, se adornan (especialmente sus remates) con estos detalles decorativos cuyo estilo obedece al mogol tardío, el estilo propio del arte musulman en la India

Abajo, imagen de un remate instalado en una mezquita, junto a los parlantes que hoy reemplazan al antiguo minarete. Por cierto el no tener que construir un minarete auténtico (al que haya que trepar para hacer el llamado de oración) ha ayudado a abaratar los costos de construcción de una mezquita – que provienen de fondos barriales o comunitarios

pc310446

Ashura

chehlum-1
Ashura es el último día del festival de Muharram
Significa “diez” porque se celebra en el décimo día del mes de Muharram (finalizando 10 días previos de duelo)
Ese día los chiítas realizan en todas las ciudades de Paquistán enormes procesiones (yelús)
Los miembros de esa secta (15 % de la población) acuden  en pleno con la familia. El ambiente es cargado de energía y exitación, como en todo festival público, aunque se trata de la recordación de un martirio
(no ha faltado quien señale las similaridades de este festival con el de Semana Santa en Sevilla y otras ciudades de España y Latinoamérica – incluyendo el motivo de una pasión, una procesión de luto, imágenes sangrientas y un desfile de flagelantes…)
El público chiita se estará golpeando levemente el pecho todo el tiempo como señal de compunción. Grupitos de varones exaltados luego se descubrirán del torso para arriba, y se flagelarán con látigos metálicos hasta sangrar, debiendo ser detenidos por sus parientes luego de permitirles tal demostración durante un tiempo prudencial – un ritual (mátam) acordado previamente
Dicho ritual (que suele acapara los noticieros del planeta por lo sangriento) se vuelve cada día más controversial (¿gracias a la penetración cultural de Occidente?) habiendo sido prohibido en varios puntos del mundo islámico. En Paquistán todavía está permitido
Hay profusión de banderas marciales (álam) Hay caballos guerreros que representan a Zuljana el corcel vacío de Hussein, y carrozas con réplicas de su mausoleo (taize) Estos despliegues se han preparado en los días previos – en eventos comunales que recuerdan los preparativos para los carnavales populares (por ejemplo en la elaboración colectiva de las carrozas)
El público viste de negro – color emblemático de los chiitas. Muchas veces bordea la histeria colectiva al paso de la procesión: trata de tocar las carrozas, besar al caballo bendito, darle de comer – grita proclamas en árabe (iá Hussein! iá Ali!) y se golpea más intensamente el pecho o la cabeza en señal de dolor…
Las fuerzas de seguridad patrullan las calles para evitar incidentes sectarios, que en otras ocasiones han sido cruentos. Nadie pasa música ni se realizan fiestas, los noticieros silencian ese día su cortina musical y las conductoras se cubren la cabeza con el velo (aunque sean como decíamos pertenecientes a la mayoría sunnita)
El color predominante es el negro, o rojo sangre – aunque no faltan otros colores  (¿como tal vez no podría ser de otra forma en el subcontinente indio?)
Abajo, fotos de un estandarte (álam) También de una carroza que replica la tumba de Hussein (tazia) y de Zuljana su caballo sin jinete…
Imágenes de noticiero de una procesión de Ashura en Rawalpindi. Se ve brevemente el caballo de Hussain, las réplicas de su tumba, los flagelantes
El público de una imambarga canta y se golpea el pecho rítmicamente – algunos ya descamisados en preparación para el flagelamiento

VIDEO 3

El caballo sin jinete de Hussain es conducido fuera para la procesión

Entrada relacionada: Muharram

alam-muharram

2319538754_f126710479_b

2319529938_04c2f7dcb9_b

Muharram

 

Muharram es el tercer festival importante de Paquistán (luego del Id Grande y el Id Pequeño)

Se trata de un festival de la secta minoritaria chiita (15 % de la población ) una de las dos principales en las que se divide el Islam

A pesar que en Paquistán la mayoría es sunnita (85 % de la población) éste festival se observa parcialmente en todo el país

Dura 10 dias. Rememora el martirio de Hussein, nieto de Mahoma

Este trágico episodio ayudó a cristalizar el cisma entre las dos sectas del Islam: la chiita y la sunnita

Los chiitas (“separatistas”) sostenían que, a la muerte del Mahoma, el liderazgo del mundo Islámico debía recaer sobre sus descendientes físicos (como Hussain, hijo de Fátima la hija del Profeta) Pero los sunnitas (“ortodoxos”) sostenían que dicho mando les había sido confiado a ellos por Mahoma mismo…

Tanto Hussain como su hermano Hassan y su mismísimo padre Alí (primo – además de yerno – de Mahoma) fueron muertos por los sunnitas

Desde dichos episodios sangrientos ambas sectas viven enfrentadas

En el festival de Muharram, en particular, los chiitas rememoran la masacre perpetrada contra Hussein y su familia – en la batalla de Karbalá (arriba se ven dos imágenes luego de la batalla, enmarcadas en sangre)

Tanto chiítas como sunnitas condenan hoy dicho episodio – donde el nieto de Mahoma quedó atrapado por fuerzas numéricamente superiores (a las que decidió no obstante enfrentar, antes que deponer lo que él consideraba ser justicia) Durante el posterior asedio y martirio Hussain se dice demostró grandes cualidades de paciencia y magnanimidad

(un dicho chiíta exhorta: “Vive como Alí – muere como Hussain”)

Los sunnitas pronto reconocieron su error al matar al nieto del Profeta:  hoy tanto chiítas como sunnitas consideran dicha trágica muerte como símbolo de un sacrificio universal por la causa de la verdad (varios también han señalado los paralelos con la actitud cristiana hacia el sacrificio de Jesús)

A pesar del luto, el ambiente en Muharram no deja de ser del todo de fiesta. Durante los diez días de Muharram los chiitas celebran lo que equivaldría a sus Fiestas anuales

Las mujeres cuentan con una libertad que no disfrutan necesariamente el resto del año (particularmente entre la masa empobrecida) Asisten diariamente a animados encuentros vespertinos en los que se rememora el martirio de Hussein. Dichos encuentros se realizan en salones especialmente designados llamados imambarga, que la comunidad chiíta mantiene en cada punto del mundo islámico

Cada noche – con creciente vehemencia que los hace sudar y ocasionalmente perder el tocado (ver fotos pequeñas abajo) los imanes  reviven para su audiencia la tragedia de Hussein con lujo de detalles (la angustia de las mujeres ante la ausencia de noticias del héroe que ha partido al campo de batalla, el llanto de los niños, sus fútiles preguntas por el padre) en un tour de force dramático digno del mejor talento histriónico. Con total abandono narrador y audiencia se entregan a la pasión de la historia..

Ante las desgarradoras imágenes evocadas, la audiencia comienza a golpearse el pecho y la cabeza, interrumpiendo con exclamaciones apreciativas de ¡wah, wah!  (las mismas que se usan en los recitales musicales o poéticos) y proclamas en  árabe: iá Hussein, iá Ali! que van aumentando en intensidad junto con la oratoria del narrador hasta el climax para cuando el recinto naufraga en lágrimas (ver fotos abajo)

El extranjero puede presenciar 5 o 6 de estos cónclaves diarios por TV. Tiene la rara oportunidad de ver a los comerciantes, taxistas o empleados con los que trata cotidianamente – llorando a moco tendido!

En Occidente ocasionalmente un psicólogo cree necesario recordar a los varones que no está mal llorar en público, que  el refrán “los nenes no lloran” es una aberración cultural. Tal recordatorio parece innecesario en Paquistán. Uno se pregunta que opinarán los chicos que, sentados entre la audiencia, ven a los adultos de su familia sacudirse en llanto como un niño mirando Bambi

(definitivamente una actitud menos conflictuada hacia las emociones)

Si bien es un festival primariamente chiita, en todos los países islámicos como Paquistán durante esa semana se observa luto y hay al menos dos días de feriado nacional (durante esa semana no se considera apropiado hacer fiestas ni pasar música fuerte)

Arriba de todo, el caballo vació de Hussain regresa al campamento – donde mujeres y niños aguardan al jinete en vano. Las mujeres lloran la muerte de Hussein junto al corcel, antes de ser llevadas en cautiverio..

Ver album de fotos de festejos de Muharram en Paquistán

VIDEO 1

Un imam de Paquistán gesticula y llora al acercarse con admirable talento dramático al clímax de su narración de la muerte de Hussein, entre los llantos y lamentaciones de su audiencia (que se observa al final del video a partir de 16:20)

VIDEO 2

Otro tour de force histriónico!

Abajo, mujeres lloran durante la celebración (cliquear sobre las fotos para ver más imágenes de Muharram)

Entrada relacionada: Ashura

4d1daf7c-a36e-4871-9406-cd736b5d0e60HiRes

201112614295662734_8

Religiosidad en tarjetas

 copy-of-p9300122

pc151222

Es temporada de bodas en Paquistán, y arriba hay ejemplos de las bonitas tarjetas de casamiento. En ellas podemos observar otra vez la religiosidad pública,  presente en todos lados incluyendo las tarjetas

Quizás como en la Argentina de nuestros abuelos, la exhibición pública de religiosidad es algo bien visto

En la primera tarjeta de abajo (dos fotos): “Que Alá todopoderoso guíe a esta pareja al mejor entendimiento, felicidad, prosperidad y éxito (Amen)”

En la siguiente: “En el nombre de Alá, el compasivo, el misericordioso”   

En la última: “Programa (Insha Allah)”  

Lo del “Ameen” con doble ee  que se ve al final de la frase en la segunda foto no es porque todo el mundo exclame a coro:  “si, que se casen de una vez”  sino porque en árabe se dice Amin (con i) y eso en inglés como es sabido se escribe con doble ee :)

Con una pizca de picardía, lo de Insha Allah  (“si Alá lo quiere”) puesto entre paréntesis al lado de “Programa” es estrictamente veraz, ya que sólo una intervención divina logrará que se cumpla ese horario.

El novio y la novia aparecen a cuando se les ocurre, y hacer acto de presencia en el horario que dice la tarjeta es cortejar el ridículo porque todo el mundo, más ducho,  se apersona prudentemente varias horas más tarde.

(lo de inshallá es pariente distante de nuestro ojalá, como es sabido en Argentina ¿verdad?)

p9300125

p9300127

copy-of-pc151214

copy-of-pc151219



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.